La productividad al trabajar desde casa es muy relativa, pues para rendir realmente debes hacer un esfuerzo para concentrarte, el problema es que en casa las distracciones están siempre a la orden del día: poner la ropa en la lavadora, atender a tu hijo que está llorando, cocinar el almuerzo, solucionar el problema con la filtración, etc. Si no se fijan horarios y se crean esquemas el resultado puede ser menor al esperado

¿Se te da bien contar a la gente cómo son los productos que te encantan? Pues este método te va que ni pintado. El marketing de afiliados es el arma más potente en el mercado actual para recibir dinero en tu cuenta sin crear algo propio. Consiste en hablar bien de un producto o servicio que te guste en una web en la que escribas. Inyectas tu enlace de afiliado mientras explicas al lector lo que debe saber antes de comprarlo (mejor con un lenguaje pícaro y seductor que le convenza de ello) y… ¡voilà! Te llevas una pequeña comisión de la compra y todos felices y contentos.

Ahora que ya tienes claro  qué se te da bien, deberías investigar el mercado para enterarte de cuáles serás las necesidades que deseas satisfacer, lo que hará que puedas encontrar una oportunidad de negocio. Para hacer esa investigación, te será muy útil hablar con tus conocidos, compartir tu idea y escucha todas las opiniones. Aunque sean negativas. Gracias a esas opiniones sabrás si la idea es buena, y si sería posible que funcionase.


Éste sería uno de los ejemplos que mejor ilustra el consejo que encabeza esta página: ¡especialízate en un área y ofrece servicios de valor añadido que no esté aportando el mercado! Como consultores hay muchos, debes buscar un nicho o una nueva forma de hacer las cosas, por ejemplo, en ahorro de costes, en gestión optimizada de compras, en planificación estratégica, en habilidades directivas...
Todos los tipos de productos tienen sus propias ventajas únicas. Algunos son fáciles de producir, mientras que otros requieren mucho tiempo y esfuerzo. Hay productos que pueden seguir siendo comercializables y valiosos durante mucho tiempo, mientras que otros se deprecian rápidamente. Hay productos que son únicos y otros requieren mantenimiento y actualizaciones. Algunos serán apropiados para comprar de una sola vez, otros mensualmente y otros para suscripciones anuales. Algunos tipos se pueden vender en mercados establecidos y otros deberás distribuirlos y comercializarlos por tu cuenta.
Me gustó mucho este artículo, son muy buenas opciones para trabajar desde casa. Quisiera hacer un aporte, hace poco estuve conversando con una amiga y me comento sobre algunas paginas que te pagan por encuesta. Decidí probar aunque no lo creia y realmente si es una buena opción, he estado ganando suficiente dinero con solo responder encuestas desde casa. Lo recomiendo si necesitas un trabajo comodo y que te deje tiempo para otras coas.
Si hace poco comentábamos como podemos ganar dinero vendiendo textos, esta vez te ofrecemos otra forma similar pero vendiendo tus imágenes, videos y vectores (imágenes hechas con objetos geométricos). ¿Nunca has cogido una cámara o con el móvil y has pensado que te gustaría ser fotógrafo? Hoy en día todos tenemos una cámara encima las… Continuar leyendo »
Si vas a realizar cualquier servicio desde tu ordenador, no necesitarás demasiado. Te valdrá con un pequeño escritorio, ubicado en el sitio que más te guste o que mejor te venga. No obstante, si vas a realizar algún tipo de trabajo más manual, como son por ejemplo, las manualidades, o la cocina, si qué necesitarás un espacio más amplio. En el caso de que vayas a dedicarte a cocinar, obviamente, tu oficina se encontrará en la cocina, aunque aparte tengas tu ordenador en otro lugar de la casa. En el caso de que vayas a realizar algo de manualidades, necesitarás un espacio grande, ya que además de tu ordenador, tendrás que tener sitio para guardar todos los elementos que necesites para realizar tu trabajo desde casa.
Si tienes un teléfono inteligente, todo lo que tienes que hacer es escanear el código de barras del artículo y Decluttr te dará un precio de manera instantánea en efectivo por el artículo. Sin subastas o tarifas de cotización absurdas como las de eBay. Solo un valor en efectivo instantáneo para los artículos que no planeas usar de nuevo. No es un mal negocio.
¿Tus láminas del album de figuritas de los años 80 están llenas de polvo en el sótano en una caja al lado de las figuras de acción de Polly Pocket de tu infancia? ¿Es probable que jamás vuelvas a escuchar ese álbum de Santana que tienes en vinilo? Podrá resultar difícil dejar ir estas cosas, pero tu vida se sentirá más ligera una vez que lo hagas. Y también puedes hacer dinero decente al venderlo.
Sin embargo, si vas a crear tu negocio en internet, hay dos cosas en las que vas a tener que invertir, y cuanto mejores sean, mejor. Necesitarás un buen ordenador, o al menos, uno que no te deje colgado en el momento más inoportuno y una buena conexión a internet. La mejor que puedas conseguir y pagar. Si no cuentas con estos dos elementos, difícilmente podrás trabajar desde internet.
Ser YouTuber es algo sumamente rentable hoy en día. Quien logra conectar con un nicho importante y logra satisfacer una necesidad en específico tiene el éxito casi asegurado. De lo que se trata es de crear tus propios vídeos, que sean relevantes, interesantes y útiles para tu audiencia. Luego puedes incorporar distintas formas de monetizar tus contenidos de vídeos y hacer de esto un trabajo desde casa y un estilo de vida.
Los productos de pérdida de peso siempre son grandes. También lo son las curas de salud naturales, suplementos, hierbas, etc. Hay muchos mercados por ahí. Asegúrese de prestar atención a las noticias, sus feeds de medios sociales, artículos en periódicos y revistas, y los artículos más vendidos en Amazon y eBay para descubrir en qué mercados puede intentar ingresar.

¿Se te da bien contar a la gente cómo son los productos que te encantan? Pues este método te va que ni pintado. El marketing de afiliados es el arma más potente en el mercado actual para recibir dinero en tu cuenta sin crear algo propio. Consiste en hablar bien de un producto o servicio que te guste en una web en la que escribas. Inyectas tu enlace de afiliado mientras explicas al lector lo que debe saber antes de comprarlo (mejor con un lenguaje pícaro y seductor que le convenza de ello) y… ¡voilà! Te llevas una pequeña comisión de la compra y todos felices y contentos.


Al principio obviamente no generarás mucho más que algunos euros o dólares mensuales. Esto es algo totalmente normal pero que a mucha gente frustra ya que dedican bastante tiempo y ven poca la recompensa obtenida, pero como digo, es así. No pienses que vas ser registrarte en una página y a los 4 días estar ganando cientos de dólares, lo siento pero esto no funciona así.
Las ventajas trabajando desde casa son muchas; no perderás tanto tiempo en desplazamientos y atascos, podrás ver a tus hijos crecer, ahorra dinero, eres dueño de tu tiempo ya que tu te administras las horas de trabajo, puedes elegir el lugar donde trabajar, concilias la vida laboral y familiar, tienes una vida más sana, no pierdes el tiempo, menos estrés…
×